16 junio 2006

Buenas digestiones

Bacterias ‘amigas’ de la digestión Una flora intestinal equilibrada es muy importante para la salud. Para conseguirla y mantenerla hay que seguir una dieta rica en alimentos naturales que aporten además bacterias beneficiosas.Por Julia Moore La palabra bacteria no necesariamente equivale a enfermedad. En el cuerpo humano son muchas las que cumplen una función beneficiosa; por ejemplo, en las membranas del tracto intestinal hay millones de organismos vivos útiles cuya misión es mantener controladas las numerosas bacterias perjudiciales con las que conviven. Tenemos un promedio de unos cien billones de células bacterianas en el intestino que, sumadas, equivalen a un kilo y medio del peso corporal. En un individuo sano, los microorganismos beneficiosos deberían componer casi el 85% de todas las bacterias intestinales, sin embargo, la dieta moderna, nuestro estilo de vida y, sobre todo, los medicamentos provocan, en muchos casos, un descenso drástico de este porcentaje. Y, cuando las bacterias perjudiciales ganan la partida a las beneficiosas en la colonización del tracto intestinal, se producen síntomas que pueden hacerse crónicos, como trastornos digestivos, infecciones de nariz y oído, alergias alimentarias e inflamaciones. Un buen aparato digestivo es la base de nuestro bienestar, ya que necesitamos extraer energía de lo que comemos para alimentar las células. Si este proceso no funciona bien, todo el cuerpo se ve afectado, pues las células no reciben los nutrientes necesarios para realizar su trabajo. Además, una mala digestión hace que el organismo almacene residuos y toxinas procedentes de los alimentos mal digeridos, lo que puede dar lugar a agotamiento, dolores de cabeza y una sensación de malestar generalizado. Cuando no se trata como es debido, este exceso de sustancias perniciosas contribuye a la aparición de enfermedades degenerativas graves como el síndrome del colon irritable, flatulencias, indigestión, diarrea o estreñimiento. Para evitar esos problemas es importante saber que son muchos los microorganismos que ayudan a los órganos digestivos a disociar los alimentos en el intestino, facilitar la absorción de nutrientes y limpiar los residuostóxicos compuestos de bacterias patógenas, levaduras y hongos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario