14 abril 2007

personas mayores y deporte


No hay duda de que las capacidades fisiológicas y de rendimiento de las personas mayores difieren mucho de las de los adultos más jóvenes. Sin embargo, se desconoce hasta qué punto estas diferencias se deben a un verdadero envejecimiento biológico, o son el resultado de las limitaciones sociológicas que cambian el estilo de vida y las oportunidades para la actividad de las personas mientras que envejecen. Si es continuo un estilo de vida activo durante los años de mayor edad, se retiene un nivel funcional relativamente alto y pueden realizarse actividades vigorosas con seguridad y éxito.
Aparte de los efectos positivos del ejercicio para mantener la función fisiológica, ahora parece que la actividad física es una protección contra los destrozos de la enfermedad cardiaca coronaria. Aunque sigue desconociéndose el mecanismo preciso de la protección, se considera ahora la inactividad como un factor de riesgo de la enfermedad cardiaca. Mas específicamente, la posibilidad de morir de una enfermedad cardiaca es generalmente dos o tres veces mayor en la persona sedentaria que en las mas activas físicamente.
Las recomendaciones para la actividad física y el reacondicionamiento no deberían formularse para ofrecer algunas normas diseñadas de manera arbitraria basadas en una edad cronológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario