25 agosto 2007

Los ritmos del cuerpo




Según la cronobiología, nuestro cuerpo sigue unas directrices dictadas por el código genético y por los estímulos naturales. Si alteramos estos ciclos de sueño-vigilia, hormonales, de temperatura o de energía y tensión arterial, la salud se resiente. Atenderlos favorece la armonía corporal y facilita nuestra relación con el entorno.


Se despiertan con gran esfuerzo, deambulan cansinamente toda la mañana hasta la hora del almuerzo y empiezan a estar en forma por la tarde o tras la jornada laboral. Como suelen decir, “no son personas” sin tomar antes una o varias tazas de café. Al menos la tercera parte de los españoles sufre durante todo el año esta especie de jet lag, que la mayoría de los expertos achaca a la falta de sueño. Pero ésta no es una explicación completa. El problema es que funcionan con el reloj interno atrasado y el cansancio es el menos grave de los trastornos que pueden sufrir. Según Till Roenneberg, profesor del centro de cronobiología de la Universidad Ludwig-Maximilian (Múnich, Alemania), la falta de armonía entre los ritmos internos y los hábitos personales y sociales favorece los accidentes, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la diabetes e incluso la aparición del cáncer, entre otras dolencias.
La cronobiología es la ciencia que estudia los ritmos biológicos y su efecto sobre la salud y el bienestar. Es una disciplina joven, fundada a mediados del siglo pasado por el médico rumano Franz Halberg, afincado en Estados Unidos desde 1948. Esta nueva ciencia no tiene nada que ver con los populares “biorritmos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario