18 diciembre 2008

Evita el frio

Sigue nuestras recomendaciones


La temporada invernal cada vez se acerca más y las visitas a la montaña son una enorme atracción. Sin embargo, hay que estar bien preparado para enfrentarla.


Algo muy importante, cuando visitas una montaña gélida, es conservar el calor corporal. Si pierdes calor tu cuerpo sacrificará automáticamente función muscular para regular la temperatura… Lo ideal es intentar conservar la temperatura interior, y una de las formas de conseguirlo es a través de un sistema de capas que atrapen el aire a tu alrededor. El aire es muy poco conductor, de manera que conserva el calor durante más tiempo. Para controlar tu termómetro, según tengas frío o calor, deberás añadir o eliminar capas.

Lo más recomendable es que te pongas tres capas de ropa:

1. La capa interna. Es la que está en contacto directo con la piel.

2. La capa o capas intermedias. Retienen el aire que escapa de tu cuerpo.

3. La capa exterior. Es la que está directamente expuesta a los elementos.


Por si acaso no funciona alguna de las capas y te mojas, procura llevar ropa seca en la mochila y calcetines secos de repuesto. Es mejor quitarte la ropa mojada que ponerte más ropa encima. Por las extremidades manos, pies, cabeza, es por donde más se pierde el calor corporal. Son las primeras en enfriarse, porque el cuerpo, cuando pierde calor lo que hace como una reacción natural de ahorro calórico, es llevar el calor de las extremidades hacia los centros vitales como el estómago, cerebro, corazón… Así que son las primeras que tienes que protege del frío.
Por la cabeza se pierde el 40% del calor, , si no quieres perder también las ideas, lo mejor es llevar un gorro y protege también las orejas y el cuello. En las manos, es muy importante llevar guantes, pues éstos te permitirán, aparte de eliminar el frío, mover los dedos con facilidad. Por eso, mejor que no sean muy rígidos, y que se ajusten perfectamente a la mano. Si te estás quitando y poniendo constantemente el guante, su capacidad térmica se verá enormemente reducida. Tienes que acostumbrarte a manejarte con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario