25 marzo 2010

Huevo

Pocos alimentos hay más nutritivos que el huevo, que como germen de vida atesora proteínas y vitaminas muy fáciles de asimilar por el cuerpo.


Cada huevo contiene una célula germinal, situada en un pequeño punto de la yema y rodeada de una gran cantidad de material nutritivo de reserva que incluye proteínas, grasas, vitaminas, minerales y oligoelementos. Tan solo carece de hidratos de carbono, fibra y vitamina C.

Un solo huevo puede proporcionar hasta el 15% de las proteínas que se precisan al día. También procura el 14% del fósforo, el 9% del selenio y el 5% del hierro y del cinc. Entre vitaminas destacan las del grupo B, en especial la vitamina B12, que solo se encuentra en alimentos de origen animal: un huevo cubre hasta el 40% de las necesidades diarias. Además aporta el 12% de vitamina A y el 6% de vitamina E.

.............Por tratarse de un alimento muy concentrado, está indicado en la anemia. Una yema de huevo batida con zumo de fruta cada mañana durante 15 días es un tratamiento natural muy revitalizante.

............También favorece el crecimiento y contribuye a cubrir las necesidades nutritivas de niños y adolescentes: el valor nutricional de un huevo de gallina corresponde a unos 40 gramos de carne o un vaso de leche entera. Además, los nutrientes del huevo se digieren fácilmente y se asimilan casi en su totalidad. Y a diferencia de otras fuentes de proteínas como la carne, el pescado o las legumbres, apenas produce ácido úrico.

............Sin embargo, el huevo presenta también inconvenientes. Una de las proteínas de la clara –la ovomucoide– causa la mayor parte de alergias al huevo en niños y adultos (el huevo no debe introducirse en la alimentación infantil antes del año de vida). En cuanto a las grasas de la yema, provocan un vaciamiento intenso de la vesícula biliar que puede producir trastornos digestivos e incluso cólicos biliares si se tienen piedras en la vesícula. Estos efectos adversos ocurren sobre todo si los huevos se consumen con grasas. Por eso los pasados por agua son los más fáciles de digerir, y los fritos o en mayonesa, los que menos. Por otra parte, el huevo es bastante rico en sodio y pobre en potasio, por lo que debe comerse con moderación en caso de hipertensión arterial.

¿Afecta al colesterol?

Después de sesos y vísceras, el huevo es el producto animal más rico en colesterol (425 mg/100 g). Esto se debe a que esta sustancia resulta imprescindible para la formación del sistema nervioso y las glándulas endocrinas del pollo. Pero el ser humano no necesita ingerir colesterol, pues el hígado puede producir incluso más del que se precisa.


.............Un huevo contiene aproximadamente 250 mg de colesterol, cantidad cercana a los 300 mg que se recomienda no sobrepasar diariamente. Eso significa que si se consume un huevo al día y algún otro producto animal, se supera ampliamente la cantidad máxima aconsejada.

Sin embargo, en la Clínica de Exámenes Preventivos de Salud de Copenhague (Dinamarca) se ha comprobado que comer dos huevos duros diarios durante seis semanas aumenta en un 10% el colesterol HDL o «bueno» y en un 4% el colesterol total. Este y otros estudios confirman, por tanto, que el consumo moderado de huevos no eleva el colesterol tanto como se pensaba. Pero favorece la arteriosclerosis (dureza y engrosamiento de las arterias) más de lo que se creía. Comer dos huevos diarios durante tres semanas aumenta en un 42% la oxidación de las lipoproteínas plasmáticas, lo que conlleva un deterioro precoz de la pared de las arterias, con el consiguiente riesgo cardiovascular.

.............Desde hace un tiempo se comercializan huevos de gallinas alimentadas con algas marinas que contienen ácidos grasos poliinsaturados omega-3, en concreto el más importante: el DHA (docosahexaenoico), que se encuentra en la grasa del pescado. Las gallinas que lo ingieren con los alimentos lo incorporan a sus huevos. Así, aunque contienen colesterol como todos los demás, ayudan a reducir el nivel de lípidos en la sangre.

Rosa Guerrero
Montse Tàpia

No hay comentarios:

Publicar un comentario