31 octubre 2011

Mala racha en casa

El Campillo vuelve a fallar en casa ante un rival muy parejo en la tabla clasificatoria



CAMPILLO, C. F.: Manuel David, Rubén (46’ Fernando Pineda), Basilio (46’ Emilio), Caballero, Enrique, Justo, Víctor, Darío, Víctor Vizcaíno, Salvi, Pino
C. D. SANTA OLALLA.: Canales, Fran, Dani (91’ Canito), Carrasco, Fuentes, Lázaro (84’ Ríos), Antonio, Andrés (51’ Peneque), Quintín (94’ Chino), Jairo, Miguel (69’ Nolo)
· ARBITRO: González Romero auxiliado en las bandas por Cruz Martín y Gil Heredero. Bien, alargó la 2ª mitad con 5. Amonestó con amarilla a los campilleros Basilio (41’), Emilio (63’) y Justo (88’), por el bando foráneo la percibieron Dani (79’) y Canales (82’).
G O L E S : 0-1. 22’. Rubén en propia puerta.1–1. 53’. Salvi.1–2. 85’. Penque.2–2. 90’, Pino.
Incidencias: Tarde otoñal con una agradable temperatura donde se registró una buena entrada en el Municipal Francisco Valero Rojas. Hubo que utilizar la luz artificial en el último cuarto de hora.

F. JAVIER SÁNCHEZ RUBIO

Dos errores defensivos vuelven a condenar a El Campillo en su feudo, ante un rival que expuso poco y que vino a tierras mineras con la conformidad de sacar algo positivo, renunciando al ataque y conformando una nutrida línea defensiva que contrarrestó perfectamente las envestidas del cuadro dirigido por José María; aunque bien es verdad, que los locales jugaron más con el corazón que con la cabeza y su línea creativa careció de la solvencia suficiente para nutrir de balones a los arietes encargados de plasmar el dominio territorial que poseyeron a los largo de los 95’ que duró la contienda.

Comenzó el partido con un dominio total en la medular por parte de la escuadra minera, los visitantes replegados con mucho orden se contentaban con capear el temporal. El Campillo adelantó las líneas marcando una defensa a zona adelantada que agobiaba a los serranos, pero las imprecisiones ofensivas condenaban una y otra vez a malograr continuas ocasiones de gol, ejemplo de ellas las malogradas por Víctor Vizcaíno y Pino en los minutos 11 y 17.

Pero la grandeza del fútbol hace su aparición a los 22’, cuando un balón en profundidad sin aparente peligro es interceptado por Rubén, quien llega sobrado al cruce, su despeje se envenena endiabladamente y termina alojado en el portal defendido por su compañero Manuel David, (0-1) cayó el gol como un verdadero mazazo en los locales, ya que hasta el momento el bagaje ofensivo de los visitantes era inexistente.

Pues nada, un nuevo error condena a trabajar con el marcador en contra. A pesar del revés, el equipo no se descompone y trabaja a destajo para igualar la contienda pero la suerte no estaba de cara y se llega al término de los 45’ con la ventaja comentada, a pesar de que a los 33’ la grada cantó gol en una jugada donde el balón se paseó literalmente por el portal defendido por Canales y que no encontró rematador.

Tras el descanso José María plantó valientemente una defensa de tres con la intención de acentuar el dominio. Este riesgo pronto le trajo sus frutos a los 53’ Salvi hacía efectiva una falta botada desde la frontal derecha del área penal, era la igualada (1-1).

El Campillo continuó insistiendo y el dominio se hacía más latente a pesar de que la zona creativa andaba espesa a la hora de ligar jugadas. No obstante en los minutos 75 y 78 se volvió a cantar el gol en las gradas por medio de ocasiones protagonizadas por Pino y Emilio. Pero nada más lejos de la realidad y el Santa Olalla hace nuevamente uso de la ley de la efectividad, aprovechando un nuevo fallo en defensa y Paneque pone de nuevo a su equipo en ventaja cuando corría el 85’, (1-2) la injusticia hace grande a este deporte.

La nueva ventaja encorajinó a los campilleros que se volcaron aún más sobre el portal de Canales y cuando las manecillas del reloj marcaban el 90’, Pino aprovecha un disparo en semifallo de Emilio para romper la tupida defensa visitante, (2-2) llegando el delirio a las gradas locales, ya que al menos se hacía un poco de más justicia en el marcador, porque el Santa Olalla con un pobre ataque estaba venciendo en un encuentro que nunca dominó en juego.

Tuvimos 5’ más de descuento para que los locales pudiesen desnivelar el marcador, pero entre los cambios y las lesiones, el partido llegó a su finalización sin sufrir alteraciones significativas, eso sí premiando con un empate a un equipo que se desplazó tan sólo para conseguir eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario