30 marzo 2012

Primavera con salud

El aumento de la luz y del calor trae consigo una bocanada de vitalidad pero puede ocasionar también algunas dolencias. La medicina natural propone tratarlas de forma suave y eficaz.
Astenia primaveral
Una de cada diez personas sufre en mayor o menor medida astenia primaveral. Este trastorno se caracteriza por un profundo cansancio, una tristeza inexplicable y debilidad muscular. Detrás de esta patología tan inespecífica suele haber desequilibrios nutricionales, disfunciones orgánicas y problemas psicoemocionales que deben corregirse para evitar la reaparición cíclica de los síntomas.
Plantas más indicadas:Quienes sufren astenia en primavera y otoño deberían tomar durante esas épocas alguna planta adaptógena y reforzar sus sistemas nervioso e inmunitario. Las más adecuadas son:
·  Astrálago (225-650 mg/día). Potencia las defensas y tonifica el organismo.
·  Guaraná (1-3 g diarios). Tiene propiedades antidepresivas y estimulantes.
·  Rodiola, maca o eleuterococo (300-1.000 mg/día).
Nutrición ortomolecular:
·  Coenzima Q-10 (30-60 mg diarios), complejo de vitaminas B (1-2 cápsulas diarias), vitamina C (1-3 g diarios), jalea real (una ampolla diaria), hierro orgánico (20-30 mg al día) si hay anemia ferropénica, así como los aminoácidos L-taurina y L-metionina (500 mg de cada uno de ellos, dos veces al día), ya que intervienen en la producción energética de las mitocondrias.
Homeopatía:No existe un tratamiento concreto para la astenia, ya que se trata de un proceso de adaptación del organismo, no de una enfermedad. Pero algunos remedios homeopáticos pueden ayudar:
Acidum phosphoricum 9 CH o Kalium phoshoricum D6. Son buenos remedios para el cansancio intelectual. 3 gránulos, tres veces al día.
Avena sativa TM y Alfalfa TM. 15 gotas antes de las comidas revitalizan y aportan energía.
Dieta:Ingerir alimentos que contengan vitamina B (levadura de cerveza, cereales integrales) y vitamina C (naranjas, kiwis, acerolas). Incorporar a la dieta productos energéticos como dátiles, frutos secos y legumbres. Reducir las grasas y moderar las proteínas.
Rosa Guerrero (naturópata)

No hay comentarios:

Publicar un comentario