20 noviembre 2012

0 CAMPILLO -- ILIPLENSE 2

                CAMPILLO, C. F.: Manuel David, España, Wifly, Eloy, Israel (55’ Rubén), Jero (45’ Enmanuel), Iván, Caballero, Víctor, Vizcaíno, Juanjo (58’ Jaime)
                 C. D. ILIPLENSE: Cachete, Velo (54’ Chendo), Josema,. Ilde, Titi (70’ Álvaro), Ginés, Maleón, Keke, Luismi, Pablo Bernal, Fernando (75’ Pepelu)
                ARBITRO: Márquez Aguiar auxiliado en las bandas por Navarro Rodríguez y Vázquez Gálvez. Bien en líneas generales en partido en el que prolongó ambas mitades en tres minutos. Amonestó con amarilla a los locales Iván (28’), Vizcaíno (45’) y Rubén (81’), mientras que por  los forasteros fueron apercibidos con la admonitoria Maleón (33’) y Titi (64’).
                 G O L E S  0–1. 27’. Maleón de disparo cruzado.  0–2. 61’. Pablo Bernal.
                 Incidencias: Partido de la 11ª jornada liguera en el municipal Francisco Valero Rojas, con una aceptable entrada, y donde se guardó un minuto de silencio, antes del inicio, por el fallecimiento de la abuela del guardameta local y el del socio Manuel Zarza Navarro.

F. JAVIER SÁNCHEZ RUBIO
                Partido para el olvido en el bando local, no tanto así para los condales por aquello del resultado positivo. Volaron los tres puntos del municipal campillero en un partido en el que los locales no anduvieron finos a los largo de todos los minutos disputados, y encima de todo esto se encontraron con un adversario muy bien plantado sobre el rectángulo de juego y que, a pesar de su juventud, demostró saber manejar un encuentro que pusieron en franquicia cuando se rozaba la media hora de juego.

                Quizás los de José María acusaran las notable bajas ofensivas que presentaba su once, en el que por cierto hizo debutar a un cadete del filial con 15 años (Iván Pérez Fariña), pero lo que si es verdad es que la tarde comenzó aciaga y termino peor, ya que todo lo que intentaron les falló, ni ese desgaste físico que en muchas ocasiones les sacó de su querer y no poder, les dio esa chispa para poder meterse en el partido. Partido que como decíamos anteriormente se llevó en su zurrón el conjunto titular de Niebla merecidamente, aunque sin hacer nada del otro jueves.

                Unos tímidos escarceos marcaron el comienzo del encuentro, escarceos propios de dos equipos que quieren medir sus fuerzas y la disposición de su oponente. Poco a poco ambos comenzaron a mostrar su tarjeta de posibilidades y se daban premura en la ocupación práctica de la medular para con ello hacerse acreedores del ritmo del partido.

                Primero fueron los campilleros en poner el ¡uy! en el graderío, cuando a  los 11’, un córner botado desde la derecha por Iván es cabeceado por Víctor y sale lamiendo el travesaño. Se creaban ocasiones, por ambas escuadras, pero ninguna que inquietara seriamente a los guardametas. A los 27’ en un avance visitante el balón llega hasta el mismo punto penal, donde se produce un fallo en el despeje del esférico, y este llega hasta Maleón, que con una rapidez eléctrica desborda a su oponente y cruza ante la desesperada estirada de Manuel David, que nada pudo hacer por ver como se alojaba el balón en las redes de su portería, era el primer gol del encuentro 0-1.   

                A pesar de la ventaja iliplense el partido no cambió de tónica, y ambos equipos seguían fajados por un dominio claro y determinante del encuentro. Si es verdad que la tranquilizadora ventaja, aunque mínima, hizo que el míster foráneo replegase un poco a su equipo, cosa que los locales aprovecharon para llegar un poco más a su portal, pero estaba visto que hoy no era la tarde del equipo y por supuesto mucho menos de sus hombres gol. No obstante, caben destacar dos ocasiones que bien pudieron igualar la contienda, la primera a los 38’ cuando un disparo de Víctor llegó a pegar en los dos postes paseándose por el portal de Cachete sin encontrar rematador, y la segunda a los 42’ cuando un soberbio cabezazo de Vizcaíno a la salida de un saque de esquina rozó el larguero.

                La segunda mitad fue otra historia, a pesar de iniciarse con un ritmo muy parecido al de la primera; pero en el 61’ una rápida jugada por banda derecha de Maleón terminó con un buen servicio a Pablo Bernal que fusiló el segundo y definitivo tanto de la tarde, era el 0-2.

                El aumento en el marcador trajo mucha rabia al cuadro local pero de nada sirvió, porque sus intentos se difuminaron, unas veces por desaciertos de sus arietes, y otras por los méritos del oponente. De todas formas si cabe destacar como a partir de este momento, el cuadro visitante mostró veteranía, a pesar de tanta juventud en sus filas, para adormecer un encuentro y administrar un ventaja que les hizo acreedores de la victoria final y  por tanto de los tres puntos en litigio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario