22 abril 2013

Permanencia en la categoria

El Campillo dejó de ser virtualmente equipo de Regional Preferente para convertirse de manera matemática en conjunto de esta categoría la próxima temporada. Después de varias jornadas sin ganar, el conjunto campillero logró ayer en su feudo los tres puntos que le garantizan la permanencia en la Regional Preferente. Y fue gracias a una contundente y merecida victoria ante el Rosal en un encuentro en el que los locales fueron muy superiores físicamente y disfrutaron de innumerables ocasiones hasta el último minuto. 
No obstante, fueron los serranos los primeros en disponer de una oportunidad en el minuto 20 del partido. Fernando se queda solo delante del guardameta Manuel David y de manera incomprensible le echa el balón a las manos y pierde la oportunidad de adelantar a su equipo en el marcador. 


El Campillo pudo desnivelar la balanza en el minuto 25 cuando José se queda solo con el portero y le hacen penalti, pero el árbitro no vio nada ni señaló la pena máxima. 

La acción no afecta al conjunto local, que quería sellar la permanencia ayer en su feudo y ante su afición, y fue a por el partido. Las acciones de peligro se sucedían una tras otra. El conjunto rosaleño, encerrado en su
campo, las paliaba hasta que en el minuto 35 llega el primer gol campillero 1-0. En un córner, rechaza el portero la pelota y Juanjo desde el borde del área la empala y la mete ajustada al palo. 


Tras el descanso, El Campillo vuelve a disponer de innumerables oportunidades para aumentar su ventaja en el marcador. Fueron, al menos, una decena de ellas en las botas de Vizcaino, José, Coqui,


Enmanuel y Juanjo, entre otros, pero el balón no quería entrar. El guardameta campillero las observaba mientras desde la línea de tres cuartos, sin mucha tarea que hacer en la tarde de ayer. Y tanto va el cántaro a la fuente que José, tras una perfecta jugada de Vizcaino, aumenta la ventaja en el marcador (2-0). Los locales incidían en ataque y esta vez Juanjo asiste a José para que éste ponga el tercero de la tarde para los locales y aumente su particular cuenta goleadora y se vaya a 20 goles en lo que va de campeonato. 




Pese a su goleada, El Campillo quería más y disponía de nuevas ocasiones, que se sucedían una tras otra. Y en el 88', Vizcaino coge en el área el balón, regatea a cuatro defensas, se queda solo con el portero, también lo burla y a puerta vacía logra el 4-0.

TOMÁS MORO 
picasion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario