´´...

28 septiembre 2014

Entrenador campillero conoce el futbol base italiano


Fernando Pineda, hace  prácticas  en el calcio italiano y cuya cantera está vinculada al Inter de Milán.



Aprender italiano y conocer de primera mano los secretos del calcio, son los objetivos que se ha marcado el campillero Fernando Pineda para su estancia en la ciudad de Vicenza, ubicada en la región del Véneto, en el norte de Italia: “Se trata de vivir una experiencia nueva, ver cómo se trabaja en los equipos italianos, en otro país y con un fútbol muy distinto al nuestro, quizás más físico”.


Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y colegiado como entrenador de fútbol por el Cedifa, cuya sede está en Sevilla, Fernando viaja con una beca Leonardo da Vinci y estará durante un mes entrenando con el equipo FCD Alto Vicentino, un equipo de reciente creación formado por diversos clubes de la zona que milita en la Serie D y cuya cantera está vinculada al Inter de Milán: “están en contacto permanente para seguir y captar jugadores”. 


En estos momentos el de El Campillo está trabajando con el equipo juvenil, aunque también acude a los entrenamientos del resto de categorías: “El FCD Altovicentino es un equipo profesional, que nace de la unión de otros clubes italianos como el Calcio Marano con el objetivo de poder competir con los grandes, por eso su objetivo es el ascenso. Tienen una cantera muy fuerte, con jugadores de todas las zonas de Italia que viven y estudian allí durante todo el año, algo parecido a La Masía”, explica Fernando.


Fernando es un apasionado de los niños, que ya sabe lo que es entrenar al equipo femenino de fútbol 7 de El Campillo, con el que ha colaborado esporádicamente: “Me gusta mucho trabajar con niños, de
hecho he trabajado como monitor de las escuelas deportivas y he disfrutado mucho. Y también la parte de la preparación física”, reconoce.


Conseguir una de las 22 becas que había para toda Andalucía y para cinco países (Italia, Inglaterra, Holanda, Francia y Alemania) no ha sido tarea fácil. El campillero ha tenido que superar varias entrevistas personales y exámenes en inglés, aunque finalmente está estudiando italiano.


Fernando, que también ha ido a ver algunas sesiones de los preparadores físicos del Recreativo de Huelva “para ver cómo trabajaban” y que cuenta en su currículum con un Máster en preparación física de fútbol, se ha planteado “disfrutar de la experiencia, aprender lo máximo posible para luego poder aplicarlo a futuros trabajos como entrenador en Huelva”.

 P.C.G

27 septiembre 2014

18 septiembre 2014

Uva

Cada grano de uva encierra un pequeño tesoro. Alberga poderosos antioxidantes que ayudan a prevenir los trastornos cardiovasculares y el cáncer, pero también sustancias que, al actuar en conjunto, depuran y revitalizan el organismo.

Energía sana y jugosa

La uva es un delicioso alimento medicinal, ya que sus nutrientes naturales activan el organismo.
Además de ser fuente de vitamina C y contener betacaroteno, aporta vitaminas del grupo B, esenciales para el equilibrio nervioso y que facilitan el metabolismo y la correcta absorción de sus azúcares. Entre los minerales destacan el potasio, el cobre y el hierro, si bien posee también calcio, fósforo, magnesio, manganeso, azufre y selenio.
La uva es energética, pues contiene abundantes hidratos de carbono (17%) de rápida asimilación, que se enlentece gracias a su fibra. Contra lo que se suele creer, su índice glucémico (IG) no es alto, sino medio (45). Por otra parte, los estudios demuestran que gracias a sus fitoquímicos la uva ayuda al equilibrio glucémico de la sangre, porque estimula el páncreas y la producción de insulina.
Incluso la uva pasa, con un 60% de glúcidos (y un IG de 65), se puede considerar moderada si se tiene en cuenta la concentración de nutrientes que aporta consumiendo muy poca cantidad.
Por todo ello resultan idóneas en personas con gran desgaste energético. Mejoran el estado de ánimo y ayudan a reponerse del cansancio, al combinar los carbohidratos con las vitaminas B.

Un eficaz depurativo

El aporte calórico de la uva queda compensado por capacidad depurativa. Contiene más de un 80%

de agua que ayuda a aligerar el organismo. Su calcio (15 mg/100 g) y otros elementos alcalinos estimulan el hígado, órgano que equilibra la acidez de la sangre, la limpia y la hace más fluida, con lo que actúa poderosamente en las transformaciones orgánicas. Del mismo modo, su potasio (183 mg) y ácidos orgánicos estimulan los riñones facilitando su acción diurética y la eliminación de sustancias de desecho, como el ácido úrico. La uva es también un laxante suave. Este efecto depurativo se ha usado desde antiguo para realizar curas de otoño. Es adecuada también en trastornos renales, de piel, retención de líquidos, artritis o gota.
Cómo hacer una cura de uvas.Se toma solo uva hasta saciarse 5 veces al día, durante 4 días, variando el tipo de uva si se desea. Las dulces son más nutritivas y las ácidas, más depurativas. Otra versión más suave es mezclar la uva con otras frutas de temporada. Y aún más asequible es tomar uva en el desayuno y la cena, y ensalada o una comida suave a mediodía. Es importante evacuar una vez al día, aunque sea con ayuda de una infusión de malva o un enema, y evitar las tensiones y un exceso de actividad física. Antes de empezar conviene consultar con un profesional de la salud y debe evitarse en la colitis, la diabetes o tras una larga convalecencia.

Resveratrol… y muchos otros antioxidantes

Lo que hace de la uva una fruta tan singular es que se trata de una baya y, como tal, es rica en fitonutrientes.
Las uvas negras son ricas en antocianinas, que aportan su bonito color morado, y resveratrol, mientras que en las blancas destaca la quercitina. El efecto de todas estas sustancias sobre la salud es tan evidente que ha provocado numerosos estudios al respecto.
Algunos de estos productos se pueden tomar en comprimidos, pero en la uva se hallan de forma conjunta y en una combinación ideal que complementa sus múltiples beneficios, entre ellos su capacidad antioxidante.
Por otra parte, estos compuestos se caracterizan por ser antiinflamatorios, antimicrobianos y anticancerígenos.

14 septiembre 2014

08 septiembre 2014

Paseo en bicicleta

PROGRAMA DEPORTIVO PARA  LA FAMILIA


Llamamos deporte en familia a la actividad deportiva  realizada en pequeños grupos, sin normas ni formalidades disciplinares, cuyo objetivo  es realizar una serie de ejercicios, habilidades o  juegos  que  nos  diviertan,  nos eduquen  y  nos hagan  más felices.
Todos sabemos que la práctica deportiva  es una de las formas de conducta natural del hombre.  La adquisición de estos hábitos  en el niño tiene que favorecerse por  parte de la escuela, y sobre todo  de la familia, verdadera escuela de la vida. Siendo más explícitos, podríamos resumir las características de este programa diciendo:



1.  Mayor  seguridad  en el grupo  al ser los miembros  conocidos;  con ello se evitan los problemas de timidez y vergüenza.
2.  Ausencia de normas y reglas, lo que posibilita  mayor participación y
acciones espontáneas.
3.   Facilita  la  comunicación  entre  los  miembros  de  la  familia,   su conocimiento y cohesión.
4.  Crea un ambiente deportivo, alegre y saludable.
5.  Ofrece posibilidades  de mejora en aquellos aspectos de la personalidad
donde la práctica deportiva  incide.
6.  Ayuda a la unión  familiar al compartir  intereses y vivencias.


Cuándo se puede  hacer

-Los fines de semana.
-En vacaciones, fiestas, etc.
-En el tiempo de ocio  de la familia.

31 agosto 2014

Carolina Marín, campeona del mundo

La onubense superó en hora y media de juego a la número 1 del mundo, la china Li Xuerui
21-17, 17-21 y 18-21.

 Día para la historia este 31 de agosto de 2014. La volantista onubense Carolina Marín ha roto todos los pronósticos posibles y se ha convertido en la actual campeona del mundo de bádminton tras superar a la actual número uno mundial, la china Li Xuerui por 21-17, 17-21 y 18-21 en un épico partido que ha durado una 1 hora y 30 minutos en Copenhage. Carolina fue de menos a más y escribe con letras de oro su nombre en el bádminton onubense, español y europeo, ya que se convierte en la tercera mujer no asiática que logra el título mundial y en la primera española que sube tan arriba, ya que este mismo año también se proclamó campeona de Europa. A sus 21 años, Carolina Marín ya ha llegado a lo más alto y todavía no ha fijado su techo. Las felicitaciones desde todos los sectores  de la sociedad política, social y deportiva española no se han hecho esperar, ya que Carolina Marín a sus 21 años ha hecho historia para el bádminton y para el deporte español.

Nada más concluir su partido y proclamarse campeona del Mundo, Carolina quiso agradecer “el apoyo de toda mi familia, mis entrenadores, toda la familia del bádminton español y toda España, que sé que ha estado conmigo. Este título es para todos ellos, muchas gracias por estar apoyándome”.

06 agosto 2014

Reloj de Sol de Puerto Moral

Iglesia de San Pedro y San Pablo (Puerto Moral) 
 
La zona de la Plaza de la Libertad que se prolonga hacia la calle Muro es la que alberga el reloj de sol de la iglesia de Puerto Moral, uno de los más interesantes de nuestra Sierra, si no el que más. Se trata de un reloj vertical, elaborado en una placa de mármol blanco, de forma rectangular apaisada. Carece de gnomon. En la base de la faz existe un agujero que -aunque poco profundo- puede significar que el gnomon era con forma de ángulo, con doble apoyo. 
 
Este es el reloj de sol de todos los de la Sierra que tiene la leyenda de mayor extensión. “Siendo cura y beneficiado don Juan Garcia Granado se hizo se puso año de 1727”. La jota está escrita al revés, girada hacia el lado. Esa leyenda ocupa el tercio superior de la faz, invadiendo parte del espacio interior de la corona circular horaria. La base del gnomon queda, así, bajo el siete y el dos de la cifra del año. Las líneas horarias -débilmente marcadas- parten de la base del gnomon y llegan a una corona circular en la que se inscriben las horas (de las seis a las seis, en la marca horizontal), anotadas con numeración arábiga y leíbles desde la base. El cinco presenta una grafía anómala, el cero del diez está abierto con bucles por el lado izquierdo y el primer seis está escrito al revés, girado hacia el lado. La corona horaria está diseñada como una corona solar, rematada de rayos (triangulares alternándose con otros en forma de llama ondulante).
La línea superior o interna de la corona presenta un bucle en cada extremo. La ornamentación se completa con un par de motivos de gran belleza, que ocupan cada una de las esquinas inferiores. En líneas generales, el estado de conservación es bueno.

Ignacio Garzón

15 julio 2014

Cuando el sol aprieta

El organismo tiene varios sistemas de defensa, como sudar, «ponerse colorado» y ciertos comportamientos. Aún así, el calor excesivo puede producir daños o incluso la muerte

Cuando el sol aprieta y las temperaturas suben, el cuerpo humano pone en marcha una batería de respuestas encaminadas a disipar calor y a mantenerse alrededor de su temperatura habitual de cerca de 37 grados centígrados.
Todo este conjunto de mecanismos, conocido como, está encaminado a mantener la estabilidad de las condiciones del cuerpo (homeostasis), para que no se produzcan daños o errores en el funcionamiento del organismo.
Así, cuando sufrimos temperaturas elevadas de cerca de 40 grados centígrados y el sol nos castiga, hay un punto crítico a partir del cual el organismo comienza a defenderse. De un modo similar al del termostato de un climatizador, cuando el cuerpo detecta que la piel está por encima de cierta temperatura, comienza a hacer lo posible por refrescarse.

El hipotálamo, una región del cerebro que controla funciones vitales básicas, activa la respuesta de sudación, que consiste en la secreción de agua y sales (sudor) para disipar el calor de la piel. Este «truco» aprovecha que el agua tiene un elevado calor de vaporización, es decir, que al evaporarse absorbe mucho calor, y por eso sudar o bañarse genera esa sensación refrescante.

Además de empapar la camiseta, el hipotálamo activa otra respuesta conocida como vasodilatación
Lugar donde se encuentra el hipotálamo (en rojo)
periférica o cutánea, que es lo que ocurre cuando la piel se enrojece y nos ponemos colorados cuando hace calor o cuando hacemos ejercicio y generamos un exceso de calor. Los capilares y demás vasos sanguíneos que transportan la sangre se ensanchan en la parte más externa del organismo, de modo que la sangre del interior se acumula en el exterior y libera calor. Sería algo así como el líquido refrigerante del motor de un coche. El agua se calienta en el motor y va al radiador para liberarlo al exterior.

Además, este centinela de la temperatura que es el hipotálamo ralentiza algunas funciones del metabolismo para producir menos calor.
Y por último, y lo que no es menos importante, las personas recurren a varias soluciones para evitar el calor, como ponerse a la sombra, refrescarse, beber agua o echarse la siesta, al igual que muchos otros animales.

Daños causados por el exceso de calor

Aún así, cuando nada de esto es suficiente, se pueden producir daños por exceso de calor en el organismo (hipertermia). Pueden aparecer calambres en los músculos y una sensación de agotamiento relacionada con la pérdida de líquidos a través de la sudación y la respiración (en el aliento se pierde bastante humedad).

Además, a causa de la vasodilatación periférica (del enrojecimiento de la piel que disipa calor), disminuye el flujo de sangre en los órganos internos y puede bajar la tensión arterial. Por último, si la persona sigue sometida al calor extremo, puede sufrir una insolación o golpe de calor.
 
En estos casos, aparece dolor de cabeza, confusión, pérdida de la conciencia, aumento de la frecuencia cardiaca, disminución de la presión arterial, y si la temperatura aumenta hasta los 42 o 43 grados centígrados, se produce daño cerebral o incluso la muerte.

gonzalo lópez sánchez

03 julio 2014

Melocotón

Con el buen tiempo llega el melocotón, una fruta cuya jugosidad y aroma invitan a disfrutarla con todos los sentidos. Además de cautivar, favorece la digestión y aporta abundantes antioxidantes que protegen la vista y potencian la salud.

Los melocotones son una fruta de temporada, ya que aguantan poco tiempo una vez recogidos. Se trata de una fruta muy jugosa, lo que indica un elevado contenido de agua (87,5%). El porcentaje de hidratos de carbono, responsables de su dulzor, es moderado (8,7%), mientras que su contenido proteico resulta escaso (0,7%) y el de lípidos casi nulo (0,1%). También aporta fibra (1,4%), en su mayor parte soluble. Los conservados en almíbar son nutritivos, pero pierden vitaminas y minerales, además de ser más calóricos. Secados al sol conservan la mayoría de sus propiedades.

Tesoro antioxidante
En esta fruta destaca el aporte de vitaminas A, C y E, de reconocidas propiedades antioxidantes.

Comer un melocotón mediano (200 g) cubre el 15%, el 33% y el 10% de las necesidades diarias, respectivamente. Otras vitaminas presentes en el melocotón son la K, así como la B1 (tiamina) y B2 (riboflavina).
Entre los minerales, destaca la presencia de potasio (regula el tono muscular y la formación de orina), si bien también aporta pequeñas cantidades de fósforo (importante para los huesos, el sistema nervioso y el cerebro), calcio, magnesio (sistema nervioso), cinc (sistema inmunitario), selenio (antioxidante que previene frente al cáncer y problemas cardiacos), hierro y azufre (función hepática y buen estado de la piel).
Pero quizá su principal virtud es la riqueza en carotenos, precursores de la vitamina A que se formará posteriormente en nuestro organismo.
Contiene asimismo antioxidantes polifenólicos como la luteína y la zea-xantina. Estos pigmentos poseen propiedades antioxidantes que protegen frente al cáncer (especialmente de estómago) y las alteraciones cardiovasculares. Además ayudan a mantener la piel y los ojos en buen estado.

Cómo beneficiarse de sus propiedades

Los beneficiosos componentes del melocotón se reparten entre la pulpa y la piel, por lo que lo más aconsejable es comer esta fruta sin pelar, siempre que se haya lavado bien y proceda de cultivos en los que no se utilicen plaguicidas.
Es cierto que el melocotón es una de las frutas que produce más reacciones alérgicas de tipo alimentario, pero en la mayoría de las veces se trata de una reacción localizada, el «síndrome de alergia oral», con picor de boca y garganta. Esta reacción no es por la pelusilla como se creía sino que la ocasionan las proteínas que contiene la piel (a menudo se trata de reacciones cruzadas).
En estos casos basta con pelar el melocotón, o bien sustituirlo por nectarinas, que no suelen presentar este problema.

01 julio 2014